ECLIPSES

Los eclipses ocurren como consecuencia de la revolución de la Luna alrededor de nuestro planeta, y se producen cuando la Tierra, la Luna y el Sol se encuentran alineados. Existen dos tipos de eclipses: cuando la sombra de la Tierra cubre la superficie de la Luna se trata de un eclipse lunar; en cambio, cuando la sombra de la Luna cubre la superficie de nuestro planeta se trata de un eclipse solar. Esta descripción inicial es válida desde nuestro particular punto de observación, es decir desde la superficie de la Tierra. Aunque en líneas generales podemos decir que un eclipse es un suceso en el que la luz procedente de un cuerpo celeste es bloqueada por otro.

Un eclipse solar o Lunar se da gracias a una alineación. Para que ocurra esta alineación, es imprescindible que la Luna se encuentre en fase llena o nueva. Como el plano de translación de la Luna alrededor de la Tierra está inclinado unos 5º respecto a la eclíptica, no siempre que hay luna llena o luna nueva se produce un eclipse. A veces la Luna pasa por encima o debajo de la sombra terrestre, por lo que no se produce eclipse lunar, mientras que al encontrarse en el punto opuesto de la órbita, la sombra que proyecta pasa por encima o debajo de la Tierra. Cuando la luna llena o nueva ocurre suficientemente cerca del nodo, es decir, cerca de la intersección del plano de translación de la luna con la eclíptica, se produce un eclipse solar o lunar respectivamente.

ECLIPSE DE LUNA

La Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, oscureciendo a esta última.

La Luna entra en la zona de sombra de la Tierra. Esto sólo puede ocurrir en luna llena. Los eclipses lunares se dividen a su vez en totales, parciales y

penumbrales; dependiendo de si la Luna pasa en su totalidad o en parte por el cono de sombra proyectado por La Tierra, o únicamente lo hace por la zona de penumbra.

ECLIPSE DE SOL

La Luna oscurece el Sol, interponiéndose entre éste y La Tierra. Esto sólo

puede pasar en luna nueva. Los eclipses solares se dividen a su vez en totales, parciales y anulares. Son parciales cuando la Luna no cubre por completo el disco solar. Totales cuando cubren la totalidad del disco y anulares cuando, estando la Luna cerca del apogeo, su diámetro angular es menor que la del disco solar.

OBSERVACIÓN: ESCALA DE BRILLO DE DANJON

Para medir el brillo de un eclipse lunar en su fase total se utiliza la escala de Danjon, publicada por primera vez por el astrónomo francés André Danjon en 1920 y utilizada desde entonces.

 PDF ENSAYO ECLIPSE

  • L = 0 : Eclipse muy oscuro. La Luna es prácticamente invisible, especialmente en la totalidad del eclipse.

  • L = 1 : Eclipse oscuro. Coloración gris o amarronada. Detalles solo distinguibles con dificultad.

  • L = 2 : Coloración rojiza oscura, con la zona central de la umbra muy oscura y las zonas exteriores relativamente brillantes.

  • L = 3 : Eclipse rojizo, usualmente con colores amarillos en el borde de la umbra.

  • L = 4 : Coloración rojiza brillante o naranja con tonos azulados muy brillantes en el borde de la umbra

 

REPORTES

ECLIPSE ANULAR DE SOL ARGENTINA 2017

En un eclipse anular, la Luna se encuentra cerca del apogeo y su diámentro angular es menor que el solar, de manera que en la fase máxima permanece visible un anillo del disco del Sol. Esto ocurre en la banda de anularidad; fuera de ella el eclipse es parcial. El 26 de Febrero del 2017 se produjo este fenómeno que abarcó gran parte de nuestro territorio nacional. La secuencia de fotos fue lograda  desde la localidad de Sarmiento (Chubut) con cámara Canon SL1 F5.6 filtro y lente en 200 mm.

Inicio: 09:25 horas  LT

Máximo: 10:39 horas LT

Finalización: 12:01 horas LT

         Los eclipses solares deben verse con las mismas precauciones que se toman en cualquier observación del Sol. Por tanto siempre debe utilizarse el debido filtro solar adecuado para uso visual, nunca mirar el Sol de manera directa, ni a simple vista ni utilizando ningún tipo de instrumento o filtros improvisados

ECLIPSE DE LUNA ARGENTINA 2015

Fecha: Setiembre 27. 2015

Máximo: 02:48 UT (23:42 hora de Argentina)

Características: Eclipse de total de Luna favorable para su observación desde toda la región de América del Sur. Duración de la totalidad:  1h 12m. (donde la Luna se encuentra sumergida en la umbra de la Tierra)

Dato adicional: La Luna se enontró muy cerca del perigeo, a solo 59 minutos del máximo acercamiento teniendo como consecuencia un tamaño aparente más grande, (un eclipse en "súper luna")

CRÓNICAS DE ENERO 2000, ROSARIO, ARGENTINA

Enero siempre fue caluroso en éstas latitudes, pero la brisa vespertina y el paisaje junto a la ribera del Paraná sellaron un magnífico día para cientos de personas. El sábado 20 no fue un sábado más. Un parque colmado de familias, jóvenes parejas e infantes, fue testigo de un fascinante eclipse de Luna. Lejos de amenazantes nubes, en esa diáfana noche la Tierra y la Luna fueron partícipes de un milenario juego de escondidas. Con la precisión de todo fenómeno astronómico, la sombra de nuestro planeta comenzó a barrer serena y parsimoniosamente la superficie lunar.

Lejos de las vicisitudes mundanas, cientos de personas establecidas en el parque España disfrutaron de un espectáculo único, alzaron al unísono sus miradas al cielo y contemplaron como nuestra mágica compañera cambiaba su tonalidad a medida que la danza planetaria llegaba a su punto más vibrante.

EFEMERIDES
Primer contacto con la penumbra:  02h 02m 
Primer contacto con la sombra:   03h 01m
Comienzo del eclipse total:  04h 04m
Eclipse máximo:  04h 43m
Fin del eclipse total:  05h 22m
Ultimo contacto con la sombra: 06h 25m
Ultimo contacto con la penumbra: 07h 24m

Reflectores, binoculares, refractores y cámaras de video hicieron foco a 384.000 km. Como fondo la música de 2001 “Odisea del espacio”, todos disfrutamos el maravilloso espectáculo que ésta, como tantas veces nos regalan nuestros vecinos celestes. El sábado 20 llegaba a su fin, y el ballet cósmico comenzaba su etapa final. Cuando la madrugada del domingo tocaba a la puerta, la Luna mostró nuevamente su fisonomía habitual y nos decía sutilmente que era tiempo de guardar los instrumentos, al menos hasta la próxima pieza de baile. Luego vendría el tiempo para los datos científicos, la estima en la escala Danjon y el cronometraje, pero mientras la jornada terminaba, la mente asimilaba poco a poco lo que sentía el espíritu.

© 2018 Ciencias del Espacio. Julio C.Nardon. Todos los derechos reservados